Nadie, ni siquiera la lluvia

¡Desplegada sobre el ancho horizonte como el arco iris!

“Se había acostumbrado a ser fría y dura, pero no era de piedra, por mucho que tratara de serlo…”

—   El tapiz de Fionavar, Guy Gavriel Kay
  • 8 Diciembre 2011
  • 8719